Gwendoline

Una película que emula a Indiana Jones con un estilo muy erótico y que podemos catalogar como serie B. Sin embargo, los medios y el presupuesto empleados fueron más altos que en las películas de este estilo.

Filmada en París, Marruecos y Filipinas. En su momento Gwendoline fue una de las películas más caras de Francia.

 

Un título entretenido y muy visual. Dirigida a un público adulto, donde hay gore, sexo, fetichismo y sadomasoquismo. Elementos que pueden sonar un tanto fuertes pero que, al estar tratados de forma frívola y festiva, adquieren un tono de aventura.

 

Años 30. Una hermosa e inocente joven y su leal criada francesa siguen la pista al padre de la protagonista desaparecido cuando buscaba una legendaria mariposa. Contratan a un cínico aventurero en una ciudad fangosa y decadente de Asia. Juntos viajan a través de selvas y desiertos, haciendo frente a piratas, caníbales, y otros peligros, hasta que encuentran una ciudad oculta formada únicamente por mujeres.

 

                          
                                  

 

 


TITULO ORIGINAL: The Perils of Gwendoline in the Land of the Yik Yak
GENERO: Fantasía, aventiuras

PAIS: Francia

DURACION: 105 Minutos
    
AÑO: 1984

DIRECTOR: Just Jaeckin

GUION: Just Jaeckin

INTERPRETES:

Bernadette Lafont, Brent Huff, Tawny Kitaen y Zabou Breitman


MUSICA: Pierre Bachelet y Bernard LeVitte

FOTOGRAFÍA: André Domage

 

Gwendoline es un personaje creado por el ilustrador y dibujante John Willie, el alma mater de la revista Bizarre, una publicación que él mismo editaba de forma clandestina y que se ha convertido en todo un icono dentro del mundo fetichista.

El encargado de llevar el comic a la gran pantalla fue Just Jaeckin, director francés muy afiliado al cine erótico con títulos como Historia de O (1975) o la mítica Emmanuelle (1974).